Flexonline

Un suplemento de uva: potencia con extracto de uva

En la prensa popular, los extractos de uva han sido promocionados como compuestos milagrosos que pueden hacer todo, desde curar el cáncer hasta revertir el envejecimiento. Estas afirmaciones pueden ser un poco prematuras, pero se ha encontrado que las sustancias beneficiosas dentro de las uvas brindan una variedad de beneficios para la salud y el bienestar en general. Los científicos deportivos ahora están comenzando a demostrar que los componentes de la uva también pueden beneficiar el rendimiento físico y la recuperación.

Las uvas contienen multitud de sustancias beneficiosas clasificadas como polifenoles. Es posible que haya escuchado mucho sobre el resveratrol. Se ha demostrado que este fitoquímico, que se encuentra principalmente en la piel y las semillas de la uva, ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardíacas, además de prolongar la vida útil, reforzar la resistencia muscular e incluso ayudar con la pérdida de grasa. Los polifenoles actúan como antioxidantes. Durante el ejercicio, la formación de radicales libres puede resultar en un daño muscular excesivo que puede impedir el rendimiento y la recuperación. Los antioxidantes ayudan a neutralizar los radicales libres, que pueden ayudar a reducir el daño muscular mientras mantienen la fuerza. Las uvas se consideran una de las fuentes más concentradas de antioxidantes entre todas las frutas y verduras.



EL ESTUDIO

Investigadores franceses realizaron un estudio en el que 20 atletas masculinos de élite de diversos deportes recibieron un extracto de uva o un placebo todos los días durante un mes. Después del tratamiento de un mes, cada sujeto tuvo un descanso de dos semanas y luego recibió el tratamiento alternativo durante otro mes. Durante todo el estudio, todos los atletas continuaron con sus rutinas normales de entrenamiento intensivo. Se realizaron varias pruebas durante cada período de estudio para medir los cambios en la potencia general, el estado antioxidante y el daño muscular.

LOS RESULTADOS

Cuando los sujetos tomaron el extracto de uva, sus niveles de antioxidantes fueron mucho más altos en comparación con cuando recibieron el tratamiento con placebo. También se descubrió que el daño muscular era significativamente menor durante el tratamiento con extracto de uva. Las mejoras en el estado de los antioxidantes y el daño muscular no se tradujeron en una potencia muscular mejorada en todos los atletas evaluados, pero un subgrupo de jugadores de balonmano (10 de los 20 sujetos) sí ganó una mayor potencia general. Los investigadores también encontraron que los sujetos que experimentaron el menor daño muscular debido a la suplementación con uvas tuvieron las mayores mejoras generales en la potencia muscular.

LA DOSIS

Tome 200-500 miligramos de extracto de uva, o extracto de semilla de uva (Vitis vinifera) estandarizado para al menos 80% de polifenoles, por la mañana y aproximadamente 30-60 minutos antes de los entrenamientos.





Recomendado